martes, 24 de julio de 2012

Ella

Foto: @AdrianaReid

Despertó otra vez por la mañana y deseaba la noche para volver a verla. La que en sus días de soledad y de tristeza lo esperaba para envolverlo en su manto y entre la obscuridad, se olvidase de su realidad. La que en sus días más felices lo dejaba descansar entre sus brillantes pupilas. La que lo esperaba todas las noches, iluminando su rostro a pesar de cualquier tristeza o felicidad, ante la dicha o la adversidad; era ella: La Luna.

Rubén Pérez Figueroa
@23RubyZ22

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario