martes, 30 de julio de 2013

Microcuentos


Él puso las letras, ella puso el café, y la lluvia tan oportuna como siempre, se puso sola.
#MicroCuento


Ella lo dejó. Él envió sus letras a buscarla. Ella ahora vive con las letras. Pero jamas regresó. #MicroCuento


Y entonces la puerta miró fijamente al cobarde, mientras le decía molesta: ¿Para qué me tocas si lo haces con miedo? #MicroVerdad


Por aquí ya pasé dijo el recuerdo, mientras encendía un cigarrillo. Dímelo a mí, exclamo el tabaco, mientras se hacía humo. #MicroCuento



Y entonces la boca se acercó al café, coqueta, llena de nervios, sólo para decirle que no le importaba quemarse un poco más. #MicroCuento


-¿Dónde viven los monstruos?, preguntó inquieto el pequeño. -En el corazón de la gente que no escribe. Contesto el abuelo #MicroFabula


Ever

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario