martes, 24 de julio de 2012

Bar Vintage

Si cierran los ojos (si imaginan bien) podrían verme tomando mi café con leche a la mañana antes de entrar a la oficina. Es una de las cosas que más disfruto del día: ese breve instante de otra época, antes de meterme en la vorágine actual.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario