martes, 31 de enero de 2012

Comentarios de películas: Breaking and Entering (2006)

Ayer la volví a ver y tuve ganas de compartirla.



Sinópsis
Narra la historia de una serie de robos, tanto delictivos como emocionales, con el telón de fondo de la cultura y la geografía cambiantes de Londres. Will (Jude Law) y su amigo Sandy (Martin Freeman) administran una floreciente empresa de paisajismo que recientemente se ha mudado a King’s Cross, el centro de la más ambiciosa regeneración urbana de Europa. Este estudio de última generación llama repetidamente la atención de una banda de ladrones local. Will, harto ya de una nueva violación de la propiedad privada, persigue a uno de los jóvenes integrantes de la banda, Miro (Rafi Gavron), y así llega al apartamento que éste comparte con su madre Amira (Juliette Binoche), una refugiada de Bosnia. Por su parte, Will vive con su bella novia Liv (Robin Wright Penn), quien está permanentemente preocupada por su problemática hija de 13 años, Bea (Poppy Rogers). Will se hace amigo de Amira para continuar investigando el delito, pero la amistad entre ellos toma un giro inesperado.
Comentario:
Antes de verla esperaba encontrar sólo un thriller romántico. Después cuando comencé a verla me dije: "otra más de vidas cruzadas". Pero cuando la estaba viendo, sinceramente encontré mucho más que eso. Porque es un thriller romántico, sí, en donde un próspero empresario, Jude Law, se siente preso de una crisis de mediana edad, que lo aleja de su vida con Wright Penn. Y también es de vidas cruzadas, en donde uno de los implicados en la serie de robos, es el hilo conductor para que la vida de Law se vaya bifurcando hacia una refugiada de Bosnia. Pero cada personaje se gana su espacio a fuerza de un color especial, y las historias se van mezclando de una forma plástica, llevándonos la atención de forma amena, entreteniéndonos, conmoviéndonos y haciéndonos reir también.Como si fuera un juego de fichas, con un sinfín de condimentos que se juntan sin desentonar, se van moviendo las piezas de una pareja que parece perfecta, y que sufre por el desgaste cotidiano y la problemática de la hija de ella, que los acerca y aleja; la clase baja y la clase alta, rivalidad siempre omnipresente en el mundo actual; la situación de los refugiados y sus pequeñas mafias; un joven que no puede sustraerse al mandato de sobrevivir como sea; una mujer que es capáz de hacer lo que sea para proteger a su hijo; la crisis de mediana edad; el sexo como arma. Todos como un mapa multicolor, mostrándonos a través de un robo, cómo la vida de un puñado de gente muta y se entrelaza, volviéndolos más valientes y menos trágicos.Me encantaron los cuasi personajes secundarios de Vera Farmiga y Martin Freeman, aportándole a la historia un poco más de color y calor. Law y Binoche se lucen, Wright Penn acompaña, y el para mí desconocido Rafi Gravron me gustó mucho.Lo dicho: un thriller romántico, de vidas cruzadas, que no me supo a poco ni a sopa conocida, que me entretuvo y me fue llevando hasta el final de forma amena, gracias a un guión sin fisuras a la vista, una muy buena fotografía que pinta bien el cosmopolita Londres actual, y la solida dirección de Minghella.Tal vez no sea una película imperdible, pero sí es una película cuya suma de condimentos me resultó muy disfrutable (y por estos tiempos, muchas me resultaron francamente decepcionantes).
---

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario