martes, 7 de febrero de 2012

Vientre de febrero

Ojos bien cerrados, mundo bien abierto,
cejas que son ruta de sueños desviados; perfectas dibujadas desde adentro.
Párpados sutiles;
persianas de tus adentros.

Y tu nariz; rampa de pensamientos que salen desde tu frente,
y bajan veloces y brincan al aire a morir con el disparo de una mirada.

Labios con besos palpitando como corazones,
creciendo como flores cantantes.
Esos labios que se curvan para sonreír,
abriendo la puerta para dejarme entrar.

Quiero tu rostro de piel silente, diáfana, amable.
Y tus ojos juegan semicerrados
para filtrar el torrente de amor
que sale en multitudes.

El sonido de tu iris volando hacia mí,
diciendo te amo con la boca cerrada.

Recorrer tu rostro con un beso que se caiga
y se riegue como pintura,
que penetre tu piel y te tatúe mis ganas.

Mujer y Diosa,
para ti tengo voz de papel eterno
y música infinita.

Para tí, tengo mi pincel de piel
que pinta futuro en tu lienzo.

Para ti, mujer de valles inmensos,
para ti tengo un poco de vida
en un vaso de mañanas,
tengo noches de cielos intensos y privados y nuestros.

Tengo puentes de certeza entre tu mirada y la mía,
con amor de sangre viva bañándonos el acto.

Recorrer tu rostro con mis ojos cerrados
y mirando desde adentro,
y entrar por tu boca
y quedarme
a vivir.

Febrero es un árbol del que nacimos hace días.


Escrito para mi amor Alma

Reacciones:

1 comentarios: