martes, 7 de febrero de 2012

Él

Él, la persona mas humilde, sencillo.
Huérfano desde los seis años, viviendo donde se podía, huyendo de los parientes que solo le querían para realizar las tareas domesticas.
Sin estudios, apenas si aprendió a leer, por no permanecer, por huir y sobrevivir.
Él, la persona que aprendió a salir adelante solo, a luchar ante todo. Que vivió años de cárcel, por proteger a un sobrino. Formó una familia, le dio todo lo que el no tuvo: un hogar, amor y a todos la oportunidad de un mejor futuro, una carrera.
Él, no deja de sonreír, es un roble con mil historias, él es más que una historia, es el camino, el mundo.
Él se ha cansado de esta batalla.
Él que ha sido solo sonrisas y vida, hoy se cansa de ella, le parece tan larga, y a mi me deja con un nudo en la garganta. Le doy mi fuerza, le doy mi sonrisa para que reviva la suya y siga su vida

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario