martes, 10 de enero de 2012

Noche



Imaginé una noche que se abre paso entre
las sombras, cada color va pintándose de un
dolor distinto.


Tiene la mirada plasmada en el espejo;
de su boca nacen cicatrices de gritos
ahogados.


Gritos de sed.


Con los dedos traza ceniza sobre la piel
ausente, con los ojos cerrados inventa
palabras nuevas.


Tiene la mirada inquieta, y en cada mirada
parpadea sueños y canta lluvia.


A veces escucho sus murmullos,
creo que no lo sabe.


Hay un río bordeando mis cauces
y una esquina doblando mis ganas.


Tiene días de distancia diluida,
y un aroma sembrándose de instantes.


Aquí, estás sucediendo.


Con el tiempo sudando nostalgia
y un camino mordiendo la espera
y una página a media luz.


Aquí, la noche está respirándote completa.


Alma E. Palma





Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario