martes, 10 de enero de 2012

Distancia

Distancia,
hermosa carcelera
abres una brecha indeseable
entre ella y mi pecho,
amargo sentimiento de melancolía
me dejas perdido entre mis pensamientos
y te mofas de mi gris destino.

Ahí afuera, la lluvia negra
-fría y misteriosa- continua cayendo
sobre las utopías borradas.
Anchos y eternos caminos de incertidumbre
atraviesan el alma como agujas hambrientas
buscando inquietar el espíritu.

Al otro lado del destino me encuentro,
esperando una barca que me lleve a buen puerto
--a la isla encantada por esa sonrisa-
o quizá esperando una encomienda
que me regrese la tranquilidad.

Mande todos mis pensamientos,
escritos en un pedazo de papel
dentro de una botella de esperanza
hasta la orilla de la playa prohibida
puesto que aun sigo con vida
y tengo fuerzas para luchar.

No voy a cerrar la fabrica de letras
que nacen para dibujar entre arabescos su belleza
-belleza que estremece e intimida-
aun cuando sea -por el momento-
un vano intento de alcanzar su(s) estrella(s)

Distancia,
ingrata desdicha,
no te daré el gusto de verme en la oscuridad
tengo una luz que me ilumina,
un faro que dirige desde el atlántico,
aun cuando de forma indirecta me regala su luz,
es suficiente para navegar toda la noche.





Zanate Albino
@zanatealbino

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario