martes, 10 de enero de 2012

Lunes


El arte de amanecer un lunes por la mañana sin amanecer. De volver sin haberse ido, de siempre estar religiosamente en el mismo lugar en diferente tiempo, con la imagen del status quo, como una eterna escalera eléctrica que no va a ninguna parte. Pero los Lunes sí tienen dirección, llegar al próximo Lunes.
Avanzar por inercia, porque el de atrás va empujando hacia delante, ésta absurda acción de ir porque todos van, para que todos vayamos a ningún lugar. Todos vamos prisa por llegar a ninguna parte.
Los Lunes pasan tan largos como aquel primer minuto del microondas.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario