martes, 29 de enero de 2013

Aquí, el silencio está ladrando



Descubrí que el tiempo no sabe sembrarse, crece y hace daño,
y a veces una hora muere marchita entre los dedos 
como si no hubiera mañana.
Y mañana; veremos al mundo del color de otra mentira.

Hoy sé que el papel está lleno de heridas,
y muerden, también sabemos que no estás.

No vendrás, es que nunca estuviste,
porque aquí los ojos tienen un color que no es el tuyo, 
un color que no reconozco,
y las bocas murmuran, creo que son susurros cargados de viento;
aire que no dice nada, también llamado silencio sordo.
Y el silencio aturde, tanto que puede alcanzarte.

Aquí, el silencio está ladrando.

Y la noche está cayendo sobre  mí,
y un espejo me saluda y ríe, tiene la mueca torcida.

Descubrí que el abismo es uno mismo, late, arde y duele, 
tiene vida propia, hay millones de mí quebrados en la tierra.

Descubrí que le duelo al dolor,
descubrí una mirada lapidando mis ganas; creo que es la mía.

Y la gravedad crece, estamos cayendo.

Estallamos.

Pase, hoy tenemos el sabor del miedo en los labios.

Alma E Palma



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario