martes, 6 de noviembre de 2012

Heme aquí



Heme aquí, triste caricatura de la que alguna vez fue vida, patética figura que alguna vez fue llamada “mujer”.

Heme aquí, tan rota que ya no tengo ni pies ni cabeza, no tengo forma, todo es irreal, ya no me reconozco cuando me
miro en el espejo, sólo me veo intentado aparentar una alegría que no siento, usando una máscara para ocultar mi
verdadero yo.

Las horas pasan sin sentido para mí, respiro por inercia, siento por que tengo piel o tal vez, me he plastificado de tal
manera que ya ni esa sensación reconoceré dentro de poco tiempo.

Dejé que las risas fingidas y la ternura ensayada me poseyera, dejé que las palabras sutiles y burdas llegaran a mi
corazón, simplemente me perdí entre tanta mierda que creí cierta.

Sí, esta que ven es la que soy ahora, aquella que conocieron murió por tanta falsedad, sé que he de encontrarme en
alguna piedra del camino, sé que mi corazón aún late en algún lugar de este estuche que llamo cuerpo, sé que aquello
que emana de mis ojos son fragmentos del mar que quedaron atrapados y buscan la forma de regresar a él.

¿Cuándo? Eso no lo sé, tal vez no en este tiempo o en esta vida, pero si de algo estoy segura es que en algún momento del
tiempo me recuperaré.

Ivette González

@HuellasDeCeniza

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario