martes, 6 de noviembre de 2012

Donde. Cuando. Allá. Nunca.

Cuando

Alzar la mirada
Asciende lo perdido
Tras los ojos, y el cielo
Es un laberinto
De islas pasajeras,
y tu rostro es el cielo.

Cuando
Recuerdo aquel silencio
Olvidado en tu paladar
En medio de las voces
Que chocaban
Con nuestros rostros
Entre la negrura.

Donde
Las paredes enardecidas
Por la calma
De un par de hojas,
Murmuraban quizá
En el lenguaje del polvo
y lo que sucede
Deja de suceder
Sólo para ser
Testigo.

Donde
Se encendieron los bosques
y las llamas
Fueron frutos y aves de sed.

Donde
Los pozos admiraron
Nuestro fondo
Que se desbordaba
Llamando la atención
De la noche
Pasajera.

Aquí
Donde usaste mi pecho
Para tapar tus ojos
y la risa hacía juego
Con el son
Que marcaba este reloj
Grabador
Que hoy recuerda
Ese palpitar
Que quería salir
Al encuentro
De tu voz.

Aquí
Donde el trazo
Es un trozo
Que se desprende
Tras los dedos,
Donde los dados caen
y el resultado
Es sin importancia
Porque en el tiempo
Detenido
La he tenido
y entonces
Ella
Era todo el tiempo.

Allá
Entre el lunar
Que bordeaba los labios
Dibujados por estas ramas
y lo entrecortado
Del aliento
Que dejaba salir secciones
Del bosque
Sembrado por las caricias
Desaparecía
En el viento.

Allá
Donde jugamos
A ser ambos
y el silencio
Se hizo visible
Por tu transparencia
A quemarropa.

Nunca
Fui un siempre
Allá,
Donde el suceder
Nos lleva
Siempre
Al nunca.

Alexander Gnomo.
https://twitter.com/Ggnolex 

Reacciones:

1 comentarios: