martes, 17 de enero de 2012

Mujer

Tu sudor visitó mis manos,
te toco
y me lo creo.

Me invento tu aroma de maga,
hueles a lluvia blanca, lunera, eterna.

Tus cejas son dosel,
tu boca mi puerta.

Mujer de un lunar izquierdo que baila solo.
cabello infinito agraciado y tocador,
pechos de país arropado.

El tiempo húmedo y torpe,
no sabe tocarte, no sabe abrazarte.

Tu calor me está cantando de cerca,
te siento y me lo guardo.

Estoy tocando la vega de tu espalda,
arando amor y deseo.

Tus labios rosa,
adornan alguna queja de tu rostro

Amarillo es el muro de tu desnudez completa.
Tu cuello de trono solemne,
y tu mano derecha diciéndome hola.

Te amo como el cielo muriéndose solo,
como el mundo naciendo de unos ojos,
como unos dientes mordiendo labios sangrantes,
como yo, como eres y soy, y me hago, y me haces.

Tu mundo es un momento
que me está esperando en un grito,
y yo llegaré soplando mi vida
sobre
tu
vientre.

Reacciones:

2 comentarios: