martes, 10 de septiembre de 2013

Lo irremediable


Quisiera no vivir a tiempo,
para que tú pudieras llegar tarde;
romper mi reloj y disfrutar de la arena.
Mostrarle la lengua al que está en el espejo.

Quisiera no vivir a tiempo,
tanto quisiera.
No despertar, quisiera.
No dormir, quisiera.
Escribir, por escribir te quiero.
Quisiera nacer viejo,
para morir joven;
para crecer tranquilo,
para morir inocente…
¡Tiempo detente!
mírame a los ojos,
quédate de frente.
Ya no eres tan prudente
cuando decides pasar de lejos,
tampoco eres importante,
sigues siendo indecente
dando malos consejos.
Quisiera no olvidar,
para no estar recordando.
Quisiera no esperar,
para no seguir desesperando.



¡Es tu culpa tiempo!

Y yo así te lo reclamo.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario