martes, 10 de septiembre de 2013

AL LIBRO USADO






Llevas
La firma de otro,
De otro lector cáustico;
La atávica manera
De ver el arcoíris en las hojas amarillas.

Como un ave en extinción
Te dejo caer
        en mis manos blancas
Y me haces volar
Entre la
hiedra
que cae de prisa.

Un libro usado
Es siempre un libro anónimo
Porque la poesía
Es siempre un canto nuevo

Hasta la palabra es rara en sí misma
Nunca es igual
Incluso en la boca menos sensata

El libro usado
Fue siempre el abuelo que nunca tuve
La pregunta que me fue negada
La crianza que debió ser libre

Te prefiero
Nauseabundo 
Insoslayable
Intrépido y flemático
Que
Elegante
Transitorio
Virginal
Y distante
Porque estas lleno
De olfatos poéticos
Ahora
Lleno de miradas mías.



René Valdés Morales

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario