martes, 23 de abril de 2013

Un “nosotros” sin los dos



No sé en donde te encontrarás ahora,
en qué mundo te decidiste quedar,
si la locura te alcanzó o se sentó a esperar.
Si estás tranquila, lo mereces, aunque sea sin mí,
probablemente el tiempo te ayude a olvidar,
aunque las canciones y palabras insistan en volver.
Olvidarte es pensarte y volverte a ver
esas cosas que ves de lejos, que ya no puedes sentir y tener.
Ahora que eres feliz, que compartes tu sonrisa,
supondré más y fingiré que fui excusa o brisa,
sólo para que pudieras sentir.
Ahora que sientes, siéntete sin mí,
porque no será igual que ayer.
Discúlpame si me perdí o te perdí en el intento
ahora mis palabra ya no las aguanta el viento.
Recuerdo cuando decíamos ser eternos
o por lo menos lo sentíamos los dos
era cuestión de dos almas, la mía y la de vos.
Ahora recuerdo y te perdono,
por no estar ahora cuando lo hubieses prometido,
por ese futuro en deuda que aún no hemos vivido,
por los miedos que me debes y que pensaba quitarte,
ahora soy un simple mortal con las ganas de amarte.
Te perdono por los errores que no quisimos cometer,
¿me perdonas por huir y por dejar de suceder?


Alexander Ureña
http://alexanderlex.wordpress.com/

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario