martes, 12 de marzo de 2013

Carta para el amor de mi vida



Te escribo esto mientras te encuentro, mientras logro coincidir en tiempo
y espacio con vos. Quiero que sepás que desde ya, sos dueña de mi vida, de mis sonrisas,
de mis suspiros, de mis palabras de amor, de todo lo que soy.
Gracias por entregarme tus mejores momentos, por ser la razón de mi felicidad, la razón de mi amor,
la razón de mi locura; gracias por ser todas mis razones. 

Me va a encantar cuando me despertés con un beso, cuando compartamos un café, cuando me pidás que me quede
un momento más; me va a gustar salir a caminar tomados de la mano, platicar y escapar con vos a un lugar
donde nadie nos pueda molestar.

Te prometo que cada día tendre cosas nuevas para enamorarte, haré mi mayor esfuerzo para que jamás dejés de sonreir
por que desde ya, imagino que tu sonrisa va a ser la causa de mi enamoramiento, te imagino de la altura perfecta,
perfecta para encajar en mis brazos a toda hora, ojos negros que marcarán un abismo en el cual voy a caer una y 
otra vez, te imagino con una sonrisa con hoyitos en las mejillas para llenarlos de besos, con una cintura en la que
pueda acomodar mis manos mientras bailamos abrazados nuestra canción favorita y con un cuerpo perfecto para desatar
mi imaginación y hacerme caer en mil tentaciones. De seguro te voy a amar más que a
nadie en el mundo. 


Aunque de seguro también te voy a odiar por distraerme tanto en el amor y jamás poderte olvidar,
voy a echar de menos compartir una cama con vos, amarnos y platicar toda la noche, ma hará tanta falta
decirte lo hermosa que lucías, lo feliz que me hacías y lo mucho que te amaba. Voy a extrañar hacerte cosquillas
hasta hacerte reir a carcajadas, regalarte flores cada semana, salir a comer y hacer lo que fuera por conseguir 
lo que querías. Voy a extrañar verte leer tan ansiosamente el libro que te compré, cuando fruncías el ceño al no
entender lo que leías, cuando los dos acababamos riendo de lo ridículo que era explicar un libro de amor.

Te voy a odiar por la falta que me vas a hacer cuando estés ausente y por convertirte en inolvidable,
pero mientras tanto quiero que sepas que te amo con toda mi vida y estoy dispuesto a darte los mejores momentos
de mi vida. Sin más que escribirte, me despido agradeciéndote por ser la felicidad mas grande de mi vida.

 Carlos Quemé

Reacciones:

1 comentarios:

  1. ¡Me encanta! Que afortunada es la que recibirá esa carta.

    ResponderEliminar