martes, 25 de septiembre de 2012

Se derrama







      Es complicado intentar abrirle el corazón a las palabras. Se agrava cuando hay ojos asechantes, con modos de rapiña. Espejismo de montaña en el vacío. Es complicado abrirle el corazón a casi cualquier cosa, porque todos tenemos tendecia a desangrarnos.


Reacciones:

1 comentarios: