martes, 14 de agosto de 2012

Como sabiendo y no queriendo


Se avecina lo que un día pensamos,
como el escena de una dramática obra de teatro.
como quien da el reporte de tiempo,
Informando que se avecina una tormenta al puerto.

Lo sé, no lo fuimos todo, el ser humano insaciable de si y de los demás,
nos faltó destino, ahora, la ola arrastra con ella el amor, como a la arena.
Silencio, no hace falta, no es que lo quisiéramos.

Tan mortales y terrenales, el futuro siempre será incierto
y libre de la voluntad del hombre.
Por eso estábamos, con la moneda al aire
y a la espera de su caída una tarde.


Yadira Silva

@yadizdasilva.
 

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario