martes, 4 de diciembre de 2012

Un silencio disuelto





Recorro en silencio la almohada húmeda de tus labios
(nos fundimos sobre un paraje de sombras)
Hay cosas que mueren porque no se reconocen
(se escuchaba un crujir de hojas tranquilas)
Nadie las despierta, ni el sol tapa sus dedos
(recuerdo que nos inclinábamos siempre hacia la penumbra)

Vacío penetrado sin consuelo, sin lenguas
(teníamos un silencio disuelto en la boca)
Olvidé mis cuchillos clavados en tus dientes
(las palabras se derriten cuando van hacia la luz)

Es eso que con la sangre dibujamos en el vientre
(pocas cosas se resisten a fundirse)
Tus hojas caen como gargantas sin nudos
(al pelear con el fantasma que fuimos)
Los ojos vacíos le aúllan a los pétalos
(al confrontamos al espejo con nuestros propios ojos)

Muero, y de mi corazón brotan pájaros azules
(y manan como el agua destellos naranjas)
Como el lenguaje geométrico de tus jirafas de fuego.










 Cadáver Exquisito de:
@Tres_Ojos y @Cy___


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario