martes, 4 de diciembre de 2012

Canción de cuna a la niña-luna



Te hice una canción de cuna niña luna 
que lleva tus colores de cocuyos de arena.

Mientras iban de copla los sonidos de las olas a tu ventana, 
como abrazos de salitre a darte el beso de las buenas noches.

Y las orillas de piedra chocaban, 
con los dulces sonidos de los besos del mar con la arena encendida.

Mientras el mar cantaba a tus sueños niña luna, 
las estrellas brillaban a través de tus ojos cayendo de sueño.

Y la luna te arrullaba despacio,
con sus suaves dedos de luz atravesando tu ventana.

Todo el cielo guardó silencio y dejó que los cantos de las caracolas 
en los oídos de la arena silbaran...

El bello canto a una niña luna que bajó a la tierra 
a llenar de sueños todos los ojos que la amaban.

No se supo nunca de un sonido tan dulce, 
donde la tierra abrazara a la noche para unir sus voces.

Era el canto a una niña luna que cuando abría sus hermosos ojos, 
la luz de su madre iluminaba la noche mientras menguaba.




Silvia Carbonell L.



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario