martes, 28 de agosto de 2012

Todavía

Te pinté de excusa por tapar mis miedos.
Te soñé presente por llenar mis días.
Te busqué tan cierto por quemar mis dudas,
y te hiciste humo cuando más me ardías.

Me vestí a medida de tus pretensiones.
Me ubiqué tan lejos como me pedías.
Me acerqué a mi modo, sin que lo notaras
pero me dejaste cuando te quería.

Me juré mil veces ya no repetirte.
Prometí olvidarte, no llorarte en vano.
Y me fui mintiendo todo lo que pude
que ya no te amaba, pero aún te amo.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario