martes, 9 de abril de 2013

Un buen amigo me dijo




La mayoria de las veces podemos hacer un cataclismo de nuestra ola de problemas que nos aqueja, intentamos explicarlos fabricando hipótesis en nuestra mente para lograr brindarle una supuesta tranquilidad a nuestro espíritu, realmente lo que intentamos es absolvernos de nuestros propios demonios, justificando nuestras acciones sin afrontar nuestra propia realidad, nuestra propia personalidad; evitar a toda costa ese enfrentamiento anclando la mente a un pasado que tan solo es eso: Pasado, es cuando perdemos el aroma, el sabor, el color de nuestra propia existencia, la vida nos da muestra a cada instante que vale la pena redactar a diario las hojas de nuestra historia pero podemos estar tan ciegos que no vemos todas aquellas señales que nos invitan a crecer, a madurar y lo mejor de todo a vivir con la inigualable sinceridad que solo nosotros podemos dar.

Daniela Olguín

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario