martes, 12 de febrero de 2013

¿Qué fue del tiempo?



Hace mucho que deseaba tanto acelerar el pasar del tiempo, que no es más que los acontecimientos importantes y no tan importante en nuestras vidas; aquellos “momentos” que algunos solemos clasificar en buenos y malos, a conveniencia propia. La suma de vivencias que en nuestro espacio nos suceden.

Algunas veces los humanos queremos tanto acelerar los eventos, de pequeños queríamos ser mas grandes, al cumplir los 12 años ya todos deseábamos tener los 18 para poder aventurarnos en el mundo de los grandes, yo lo viví, asumo que todos lo hemos vivido.

Después de un tiempo, nos enamoramos, acumulamos la serie de caricias, momentos, detalles y aventuras que compartimos con esa persona que nos hacía reír, llorar y también disfrutar.

Algún dicho sonó: Todo lo bueno termina, y nos llegó el momento de volver a querer acelerar nuestros días, pero cada día nos damos cuenta que es mas grande lo que queremos borrar de la memoria que nosotros mismos, olvidar por ejemplo:

❕El primer beso.
❕El primer “hasta pronto”.
❕La primera vez que nos entregamos en cuerpo y alma.
❕El primer “Te Amo”.
❕La primera Llamada al teléfono.
❕La primera excusa para verla.
❕La primera vez que sentimos celos.
❕La primera canción que bailamos.
❕La primera canción que nos dedicamos.
❕El lugar donde nosotros los hombres con el miedo en el aliento, preguntamos: ¿Te gustaría ser la parte mas bonita de mi vida? A aquella dama que nos exaltaba nuestro sentir.
❕La primera vez que terminó la relación.
❕La primera reconciliación.
❕Su primer llanto.

Tantas cosas que se recuerdan … Algunos dirán que exageré, sin embargo después de un año yo las recuerdo todas las mencionadas, y otras.


Justo cuando crees que ya estás bien, te suceden circunstancias en las que te preguntas ¿Qué fue de ese tiempo?
La respuesta la tiene cada quien, yo jamás diría “Años tirados a la basura” le llamaría tiempo para aprender, perdonar y no olvidar.

Incluso los que sufren de Alzheimer recuerdan a su amor; contradiciendo a la lógica.

En cualquier caso, alguien nos extraña y nosotros extrañamos a alguien, jugamos papeles similares sin siquiera saberlo. El mañana no nos esperará, cada segundo de nuestro paso por esto que llamamos vida, debemos vivirlo intensamente, en paz y siempre haciendo el bien; para que el día de mañana que deseemos ver lo que ha sido de nuestras vidas no nos preguntemos ¿Qué fue del tiempo? Y no tener una respuesta.


Jorge Luis Mejía
@Naivisef



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario