martes, 29 de mayo de 2012

Carta a un te quiero


Carta a un te quiero.

No quiero dormir, dicen que despiertas.
Todas las noches en las que solo fuimos un sueño hoy pesan como losas cargadas a la espalda. Todas esas palabras al filo de la madrugada, todos los deseos, todos los lamentos, susurros y gemidos lentos, todos, absolutamente todos hoy conforman un muro que no me deja ver lo que un día vi de ti.
Hoy ya no eres sueño porque casi te puedo oler, palpar, saborear, hoy eres todo lo real que te dejas ser, hoy eres tú más cerca de mí, por eso ya no te sueño.
Hoy en el hueco de mi cama no cabe la esperanza, solo el deseo. Tu cuerpo.
Cuerpo que conozco a la perfección aunque no lo haya tocado, cuerpo que solo le faltan mis besos para ser perfecto.
Hoy te quiero pero no porque seas deseo, hoy te quiero porque eres tú, el ahora, el cielo, todo el amor y todos los recuerdos. Te quiero porque te quiero, no para que me quieras, te quiero porque no sé explicar por qué te quiero.
Olvidados todos esos adioses que adelantaron varias eternidades me esperaste tú, sujetando el sol con la manos, dejando entrever la claridad del día entre tus párpados, ahí estabas tú con todo el nosotros engalanado.
Hemos sido futuro, y fuimos presente, seremos pasado y comenzaremos un ayer que recordaremos el resto de nuestros días.
Te quiero.
Julio Muñoz

Reacciones:

1 comentarios:

  1. Leerte es siempre un reconocerse en ti. Pero de todo lo que escribes, y de tener que elegir, me llevaría conmigo tus cartas como un impagable tesoro...

    Nunca dejes de escribir. Un abrazo gordo.

    ResponderEliminar