martes, 29 de mayo de 2012

Cada quien su batalla

Cada quien su batalla


Gran parte de mi tiempo lo ocupo en la chamba con una figura política en crecimiento, una delegada de un grupo político que aún no termina de despegar ni de impactar lo suficiente como para ser tomado en cuenta seriamente, según el partido.

Trabajo y lucho una batalla que yo no comencé, que ignoro mucho cómo comenzó y si algún día terminará. Mucho de la política me parece incoherente, deshonesto, deshonrado, no planeado y mala onda, me molesta mucho que se abuse tanto del que no sabe, pero me molesta más la apatía de la gente en general, que sólo estiran la mano a ver que les toca de lo mucho que les corresponde y se conforman con la salpicada sin chistar.

Quizá puedo averiguar cómo comenzó ésta batalla pero sin duda ya ni lo recuerda nadie, tal vez fulanito le quitó su torta en el recreo a fulanita y ahora se quiere desquitar con el mundo o quizá empezó con un mal de amores y se proyectó en frustración hacia todo el mundo, no sé. Pero no me gusta lo que sucede, así que decido participar, y aprender a participar, informarme de personas que le saben y que sé que no han sido comprados por algún partido para favorecerle, decido escuchar a los ciudadanos en general y a los expertos y por su puesto a mi criterio que de todo ésto vaya surgiendo.

Decido proponer y no sólo protestar, decido participar en una batalla que es de todos.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario