martes, 17 de abril de 2012

Despertar

Despertó junto a ella una mañana como cualquier otra, en la misma habitación desde la cual vio tantas veces salir el sol por el horizonte, con el típico olor vespertino que queda después de una larga noche de excesos. La luz entraba por la ventana recorriendo su figura, dibujando una sombra sobre la cama que se estrellaba con su cuerpo fundiéndose como uno solo, se preguntaba cuántas mañanas pasarían antes de no verla nunca más, de no sentir la presencia de esa compañera absorbente y desgastante con la que había pasado tantas noches y amaneceres como ese, cuándo volvería a experimentar lo que la palabra libertad llevaba a cuestas. Tanto la buscó que un buen día se la encontró de frente y simplemente no supo qué hacer, cómo debía actuar ni cómo zafarse de ella, esperaba con ansía el momento de escapar de su lado para ser libre de nuevo.
En su momento fue la amante perfecta con la que siempre soñó, era feliz pasando los días con esa mujer que lo acompañaba, se entregaba a sus brazos en las frías noches y dormía plácidamente entregado a ella, nunca se había sentido tan pleno haciendo el amor con ninguna otra, creía que había encontrado lo que siempre quiso. Sin saber por qué, esa mañana despertó con una sensación diferente a los amaneceres anteriores, en otro momento se le habría dibujado una sonrisa al verla dormir solo con una camisa suya cubriendo su perfecta desnudez, pero en ese momento no quería más que perderla y no volverla a encontrar, ya sabía qué era tenerla y no pretendía pasar ni un segundo más encerrado en la misma habitación con ella. Simplemente no tenía el valor para pedirle que se marchara, decirle a la cara todo eso que lo oprimía, y cómo hacerlo, si al final de cuentas era la única que lo había acompañado desde hace tantas lunas, fue su confidente incondicional e incluso fuente de inspiración para su vida, pero era algo que debía hacer, ya le había dado muchas largas a ese momento. Y de repente, en un arrebato de valor y de locura, solo pudo gritar… “No te aguanto más soledad”.

JuanK Reyes
@juank_reyes
http://miprimeratercerapersona.blogspot.com/

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario