martes, 2 de octubre de 2012

Lizzi: Metáforas para una niña sin corazón

¿Quien dejó a Lizzi sin corazón? ¿Quien se atrevió a robarle el alma? ¿Quien mató de amor a mi pequeña Lizzi?

Lizzi no tuvo la culpa, Lizzi amó con toda su alma. Y la perdió ese mismo día. ¿O fue un siglo quizás? ¿O realmente nunca sucedió? Y Lizzi es solo otro de mis absurdos inventos para mitigar esta contrastante realidad de sueños y soledades mutiladas por el vago recuerdo de ella.

Lizzi, oh Lizzi ven a mi. Ven y besame en los labios, en el alma. Lizzi ven y ayúdame a sanarme la vida, salvame del recuerdo. No te pierdas en el olvido. Lizzi de mi corazón dime quien marchitó esa mirada perdida, quien apagó tus sueños, quien te enseñó a sufrir. A querer, amar.

Mi pequeña, mi amada Lizzi, ¿dime por favor quien robó tus suspiros? Quien sí no fui yo.

Roxana Anaya
@RoxanaAnayaL
http://unpocotoxica.tumblr.com/

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario