martes, 9 de octubre de 2012

Experiencia

 
Seguimos buscando el infinito en cada mirada, y esperando la eternidad en cada palabra. Todo lo que tenemos es este hoy, tan inmortal y tan breve. Todo lo que tenemos es un ahora, que siempre parece poco y se pasa pronto; que a veces pesa de más y queremos irnos.
El hoy, este minuto exacto, nos elige sin preguntarnos primero. Nosotros elegimos de qué forma olvidar, querer, esperar y soñar. Pero nadie elige cómo va a ser olvidado, querido, esperado y soñado. Y siempre nos sentimos ausentes de alguna vida, o sentimos la ausencia de alguien que quisimos en la nuestra.
La ausencia tiene ese no sé qué tan con gusto a final, que imaginamos que no vamos a poder llenarla más que con tristeza. Pero poco a poco todo vuelve a ordenarse, y esos lugares que ocupaba el llanto o algún vacío, se llenan de otras cosas. Un día nos levantamos sin sentir la falta de esa voz, ese rostro, esa sonrisa. Y nos extrañamos de no extrañar. Y aunque parezca increíble podemos ser felices también con algunos huecos. Y un día a esos huecos los llamamos experiencia.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario