martes, 31 de julio de 2012

La despedida

Yo no sé si he vivido, o partido lo suficiente
sabrá mi alma, arañando las paredes del cuerpo
las miradas que creí mías las recuerdo cristalinas
y los otoños atrapados en cada repetición del tiempo
en los horizontes de los sueños chillan los rieles infinitos
orillando nuestros pasos, cerrando los caminos
destino caprichoso, de los días, de los tiempos, de la vida y de lo eterno

De esa misma estación he partido y he vivido tantas veces...
anudaría nuestros dedos si pudiera , y mordería tus labios
hasta brotar de tu boca, una enredadera que del tiempo nos resguarde,

y nos llene de rosas y con cada rosa el recuerdo

de besos y de espinas, porque duelen

He vivido y he de partir amor mío! los otoños ya no pueden esperarnos
el suelo necesita de las hojas y que los árboles lloren con nosotros
El agua que fue blanca mientras nos vestía, se vuelve tirana...
en mi casa sin paredes, sin silencios que no me dejan llorarte
entonces es ahí cuando desnuda, cada día, cada ducha desdichada
me encuentra mi sollozo más profundo
sonoro encanto que ahora me hiela el alma...
tu voz perpetua es melodía, las pestañas empapadas de tristeza
las tuyas, las mías, la mirada...que no pudo
despedirnos.

Yo no sé si he vivido, o partido lo suficiente
en los mortales terrenos colapsa el desatino finito
no llores amor mío, no llores te lo pido!
demasiada tristeza abunda entre las calles
tus manos han sido sangre al igual que lo son mis lágrimas rotas
prométeme que me olvidas y viviré de ese olvido
cuando el tiempo no sea muralla y el martirio del amor
inocente!

encuentre consuelo, el amor, nuestro amor se eleve...
y en los claros de una mañana logremos despedirnos
ya sin ser espina y rosa...como clavel del aire se abracen los suspiros.

Tatiana
@m_maraia
matildeyelmago.blogspot.com

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario