martes, 26 de junio de 2012

(Cadáver Exquisito)




(Cadáver Exquisito)








El amanecer con un resplandor ocre cómo no lo había visto antes.

Creo en los astros, y tal parece que no podré saber...

Ahí aparecías, dormida a mi lado. Una hipóstasis manifiesta de todas esas las heroínas que nada más existen en los libros.

¿A dónde se dirigen los cometas que atraviesan el arcoiris de la imaginación?

Huelo a ti, no hay una pizca de realidad que parezca definitiva.

Porque estamos en el mismo lugar, sin coincidir.

Miras al alba por la ventana y disfrutas de mis remedos de zalamerías, mas no las correspondes,

para desterrar las sombras, para no dejalas enfriar.

Y cuando estás me fundes como explosión de antimateria,

para arrancar cuidadosamente cada capa de realidad.

Es sólo la comunión del instante y la falta de trascendencia,

es restregarnos al filo de una sonrisa espontánea.

Autónoma e irreal casi no cambias y enseñas a leer, enseñas a luchar y te defiendes y la luna y las estrellas te protegen.

Eres la voz del eco dentro de la boca del otro.

Representas amabilidad, aunque popularmente eres la mala suerte.

Eres ventana y espejo.

Empujas fuerte el amor, lo desquitas con respiros para hacerlo tangible, físico,

dentro de los ojos de quien te mira.

Y sigues ahí, con luz tenue reventado el corazón. Alma colmada.

Eres ese universo paralelo, perdido.




Merodeador Nocturno @choco_nocturno
Claudia Yenisey @Cy___

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario