martes, 26 de junio de 2012

Ajedrez al Corazón

Detrás de tus torres hay demasiado orgullo, y mi reina te desafía pero tiembla. Es tu turno rey, y tengo más miedo a perderte que a perder.

Ya no tengo estrategia ni paciencia para aprender a saltarte todos los casilleros. Te quiero de rey. Me quiero de reina. Pateá el tablero.

Yo salto tus alfiles, derribo tu torre, y vos seguís sin llamarme tu reina.

Muevo mi reina por tu ajedrez hasta chocar con tus torres. Rey cuidadoso que no sacrifica ni un peón ¿cuándo hacemos tablas?.

-.-

Mariana Aran
@mariana_aran

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario