martes, 28 de febrero de 2012

Puedo escuchar...


Puedo escuchar cómo se pliega el cielo. 
Sobre sí mismo, sobre lo que creemos. 
Sobre nosotros, sobre lo que creímos. 
Puedo escucharlo. 
¿Puedes escucharlo? 
Adentro. 
Aquí.
Tan tuyo. 
Tan mío. 
Dos cielos y un motivo. 
Un cielo y dos destinos. 
Dos destinos que son uno 
cuando se encontraron
nuestros caminos.

                  Rubén Ochoa

Reacciones:

1 comentarios:

  1. Puedo escuchar cómo esquiva pestañas el sueño.
    Sobre la ficción, sobre lo que imaginamos.
    Puedo escucharlo.
    ¿Puedes escucharlo?
    Afuera
    Aquí
    Tan tuyo.
    Tan mío.
    Dos latidos y una intención.
    Pasión que derrite dolor
    cuando se encontraron
    nuestros labios.

    Dayrene Alvarado

    Mientras te leía...Parafraseaba...Respondía a lo que latía.

    ResponderEliminar