martes, 27 de agosto de 2013

Medidas estándares del vacío



Profesamos bajo el altar de la fierecilla
Creo que los sueños se entretejen en las sombras.
Mientras rayábamos olvidos en los mugrientos baños del recuerdo.
Y van cayendo por su peso esas palabras.

Aquel día yo estaba en el parque, alimentando a los niños del maíz y a los pterodáctilos... mientras pensaba en ti.
Porque seguimos dentro de un mismo vientre que nos contiene.

Todo fue otra Victoria derrotada, un filme porno de los años 20 rodado para nuestras omisiones
Andamos resguardados pero sentimos el vacío.
Porque ya nadie quiere poetas en el abismo.
Habría que empezar a sentir la vida de ojos para dentro.

Medidas estándares del vacío
Como una alegoría caduca de la felicidad.
Te tengo en un altar budista (con inciensos y todo) y sobre él reside también la nada,
Me queda eso, o recorrerte el cuerpo con los labios.

En un tránsito de vacíos.
Para volver al filo de lo que fuimos.
Sombras que catalizan caramelos
Hiriendo con sus punzantes esquinas de luz.

Recuerdo cuando siempre te rogaba que leyéramos un pasaje del Libro de Arena, desnudos, y me mandabas al diablo.
Porque así como nos protegen, nos lastiman.

Quizás nunca te lo pedí, pero lo quería.
Vamos a vivirnos dentro. Para aprender a descifrar el secreto de la vida.

Quizás se lo pedí a tu sombra, a tu estantigua de arena.





Larry Cumstock - @GregorioLywer
Claudia Yenisey - @Cy___


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario