martes, 4 de septiembre de 2012

Cualquier cosa (II)

Calor. Claxón. Acelera. Frena. Sirenas. Vuelta a la izquierda. Semáforo en verde. En rojo. En ámbar. Cambio de estación. Soda Stereo. Vuelta a la izquierda. Se baja del auto y tal como lo previó, hay una larga fila en la tintorería. Como siempre en jueves. Por eso ella viene los miércoles, pero ayer se le atravesó la cita con el dentista. Se siente sudada y cansada y no son ni las doce. Piensa en su marido. Si le cortase el cuello haría mucho ruido. Y sería demasiado sucio. Y parecería que le guarda algún rencor. Sería una pena que su cuchillería alemana de hojas de acero acabara frente algún Ministerio Público. Cortarle el cuello no. Además, es su sitio favorito. Le gusta hundir la nariz en su cuello, y justo en el borde de la camisa olerlo y encontrarlo. Sonríe. Su cuello es su lugar favorito. Cortarle el cuello no.

(continuará...)

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario