martes, 12 de junio de 2012

El otoño, las mareas y mi té con canela

Juegan esta madrugada
la cuchara y mi té con canela
me detengo a mirar la taza
el girar de las mareas...
despierta el frío una vez más
con mi desvelo casi corriente
los silencios de mi casa...se parecen a mí
verdaderos porque duelen.

Un otoño hecho invierno
cuatro de Junio a quien te pareces?
te ví en los ojos de un adolescente
que pretendía una sonrisa mía
sólo, para sentirse alegre

Te ví y no me animaba a verte
cuatro de Junio a quien te pareces?
pretendías un beso sin pedirlo
porque tu niñez estaba al filo de la muerte
jugábamos una amistad verdadera
o no nos dimos cuenta?
claro está, que por tontos y cobardes.

cuatro de Junio a quien te pareces?
volviste a mí como obligación del destino
diez otoños más tarde...
con los mismos ojos, dulce miel
tan iguales a los mios
quebranto del silencio!
una verdadera tempestad de versos
que andaban escondidos.

cuatro de Junio a quien te pareces?
llegaste al fin como un suspiro
imponente, furioso...
desafiando aquellos caminos esquivos
el ángel que nos vió, aún sorprendido
siendo testigo!
subió a los cielos con sus piruetas
sin poder creer, como podía ser pecado?
aquel beso tan bonito!
tus labios frustrados...
encontrando lo perfecto y genuino
tus labios y mis labios
pasión que tus versos no habían escrito
tus labios y mis labios
melosos, perpetuos...
se conocían desde siempre
solo les faltaba lo efímero
algo tan simple y verdadero como un beso bonito.

cuatro de Junio a quien te pareces?
vienes y vas como las mareas
de mi taza de té con canela
yo hubiera sido aquel pájaro
como cuenta la leyenda
hubiese elevado mi canto
y clavarme en la espina que más hiera
porque amarte así siempre valió la pena.


Tati
@m_maraia
http://matildeyelmago.blogspot.com

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario