martes, 1 de mayo de 2012

Un columpio para tocar el cielo


Desde niña he sentido tocar el cielo.
No se necesitan aviones, ni cohetes.
Para mis pies, un columpio es suficiente,
 para tocar el cielo.

Ana R.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario