martes, 1 de mayo de 2012

Hubo una vez

Hubo una vez un niño muy dispuesto y capacitado para el aprendizaje que conoció a un famoso maestro, cuyos conocimientos iban más allá de cuanto este niño había soñado.
Consiguió ser aceptado como aprendiz y pasaron los días, pero aquel niño no aprendía cuanto él quería; así, instó a su maestro a enseñarle más rápido.
-Quien se lee todos los libros de nuestra biblioteca....-comenzó el maestro.
Sin dejarlo acabar la frase se fue a leer; y leyó durante 1 año entero.
-Maestro, quiero más. -El maestro sonrió y le dijo.
-Quien pueda escribir un resumen de todos esos libros podría... -El niño ya se había marchado.
Resumió y dedujo, y volvió a resumir. Cuando su trabajo estuvo acabado volvió triunfante.
-Maestro, gracias a sus enseñanzas diría que se más que usted.
El maestro se rió a carcajadas.
-¿Enseñanzas dices? Piensa, si echas la vista atrás ¿quién te ha enseñado qué?



Francisco Javier Solano Rivas
@GeneralGuderian

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario