martes, 6 de marzo de 2012

Para vos


Eres como un piano encantado que todos quieren tocar.

Conservas la belleza de tus líneas y las curvas de tu silueta se mecen como el mar.

Aún recuerdo ese nosotros que dejaste escapar y ahora te veo y pienso; ¿Quién será el dueño de tu libertad?

Vuelvo y te leo cada vez que me lo permito, pienso que al colocar mis manos en tu cuerpo podría hacer una melodía con sabor a ti, y a veces me cuesta creer que un día fuiste mía.

Luego, dejas soltar un suspiro en tus letras y la melodía se vuelve a formar.

¿Quién te estará tocando mujer?

¿Quién entona todo tu placer?

Concluyo que no importa quién esté a tu lado ahora, yo siempre lo voy a odiar

No me llames un mal perdedor, porque yo no te perdí, tú me dejaste, recuérdalo.

Volvamos a la melodía, a tus sonidos, dejemos de pelear.

Si fueras canción te llamarías Infinita y serías tocada por mí.

Si fueras poema serías uno escrito en una servilleta que nunca se publicó, pero siempre carga en su bolsillo el mismo Neruda, tu gran amor.

Pero en realidad, para mí eres un piano que muero por volver a tocar.



Facundo, tu cretino.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario