martes, 6 de marzo de 2012

Adiós

Marcho sola, con la luz de la mañana,
desnuda, sin llevarme nada
voy en en busca de ese amor
con el que siempre soñaba

Nunca quise mentirte,
era yo la que se engañaba,
cuando al entregarme a ti
mi alma reservaba

Nada tengo ya para darte
déjame que me equivoque
que tiente a la suerte buscando
ese amor con el que soñaba.

Daría Sobrino Fariñas

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario