martes, 27 de marzo de 2012

Acorazado

Ese corazón nunca debió salir de su coraza. Debió quedarse encerrado en su cascarón, guardado. Ahogándose sólo en su soledad, hasta cansarse. Debió quedarse y no salir. Nunca salir. Los corazones que se aventuran a salir de sus corazas nunca terminan bien. Cuando salen están expuestos a todo, y es un juego de azar: puede que les toque amar, puede que les toque doler, pero siempre es más seguro lo segundo. Un corazón acorazado está seguro. Nada entra, nada sale. No se arriesga, pero no pierde ni gana nada. Se queda ensimismado, como aturdido, pero seguro y rodeado de esa felicidad vacía que tienen las flores antes de marchitarse en un jarrón. Por eso, ese corazón debió quedarse en su coraza. Donde nadie lo tiene y tiene a nadie. Donde nadie lo piensa y piensa en nadie. Donde nada es doloroso, ni placentero. Donde el vacío, al menos, es sincero.

Reacciones:

4 comentarios:

  1. Bueno y, que haríamos varios sinos permitimos esto... dejamos que actúe nuestro lado izquierdo (ese sincero, directo y picudo) y nos quedamos metidos en nuestra coraza... por principio de cuentas, no estaríamos tomando tus notas como nuestras, identificándonos con un Amor recio, fuerte y expectante que te tienes tu con tu "che"... no haríamos muchas cosas. En mi caso, sería aun más huevona, no me las ingeniaría para dibujarme una sonrisa después de recordar una y otra vez las inseguridades que antes mi novio tenía y que ahora derrocha en puros besos largos y de esos que prenden. No cantaría como a veces me aviento las de Alejandro Dernandez con todo y sus graves, las de Dulce con todo y sus agudos... enserio, digo, no soy tenor... pero no las canto tan mal, y esto es también Gracias a que hoy tengo el corazón descorazado sintiendo cada una de las cosas que me pasan y las que se van. Aprendiendo una y ora vez, de cualesquier forma que sentir esto, sea a veces Dolor, coraje, repudio, resentimiento o bien, Amor, admiración, anhelo etc... que a esto se le llama vivir.

    No se yo, si este bien esto que digo, pues quisiera ser esa voz en off que cargas y que confieras conmigo en que es cierto. Que sería de muchos si siguieran cargando corazas... prisioneros de su propia ineptitud, inseguridad.

    Por favor, yo te lo pido, quédate así... si te volviste a poner la coraza quitatela... necesito seguir viendo tus twitts, figurándome tu escenario. Necesito seguir infiltrandome en tu TL para motivarme, y hacer mis letras. O de plano, deja de estarle avisando a "tu corazón" que se debe quedar de tal o cual forma... lo asustas y eso no esta bien.

    ResponderEliminar
  2. :)

    Es sólo un cuento recuerdo eco de un pasado. Por supuesto que no haría ni la mitad de las cosas que hago si no creyera que vale la pena arriesgarse por amor.

    A veces es duro, pero alguien tiene qué hacerlo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar