martes, 19 de noviembre de 2013

SOMOS


No soy como tú

No soy como tú. Yo no inspiro a nadie, ni a los escritores ni a los enamorados, tampoco a los que duermen ni a los insomnes.
Es cierto que solo salgo de noche y que la luz que puedo desprender no es mía, me la reflejan otros.
Y no soy tan bella.
Será que no estoy al alcance de ninguna mirada. Si alguien mira al cielo no podrá verme. Puede que yo sea más misteriosa, pero en mi habitación solo puedo inspirar a la chica del espejo. La única que me mira.
Por todo eso no soy como tú.

No soy como vosotros

No soy como vosotros. Yo no tengo alas, no puedo ver el mundo bajo mis pies. No puedo enamorar a nadie con la belleza del libre aleteo.
Es cierto que siempre estoy en las nubes y soy muy curiosa.
Pero no soy tan bella.
Será que no tengo colores que enseñar ni un canto capaz de enamorar. Puede que tenga más ganas de volar que vosotros pero mi vuelo es corto, no es libre, y solo puedo enamorar a la chica del reflejo. La única que me mira.
Por todo eso no soy como vosotros.

No somos como tú

No somos como tú. Nosotros inspiramos y enamoramos pero nadie se preocupa por nosotros. ¿Crees que somos felices?
Es cierto que somos admirados, que tenemos luces y colores y sin esfuerzo conquistamos y evocamos.
No podemos oler las flores, correr, saltar, ni enamorarnos; Será que no somos tan libres. Que somos esclavos del mirón, ya que sin su mirada no existimos.
Puede que desde las alturas podemos admirar el lado más bonito del mundo, pero no podemos tocarlo. Y no tenemos espejo donde reflejarnos.
Por todo eso, nosotros solo somos el reflejo de tu mirada, de tu espejo.

Jose Mompo     


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario