martes, 2 de julio de 2013

Amor

Amor.

Es una palabra, son 4 letras y sin embargo es de los temas más controversiales y complejos de este mundo. Nadie se salva de él, todos lo viven, todos lo sufren, todos lo disfrutan. Hay alguien lo suficientemente sabio para hablar del amor? La respuesta para mi es no.

Absolutamente nadie tendrá 100% la razón sobre el amor. Todos somos diferentes y reaccionamos de maneras inesperadas. No puedes decir que está bien o que está mal respecto a ese tema porque eso es cuestión de cada corazón. Habemos personas con el “corazón de pollo”, no podemos ser malas, ni crueles, siempre le buscamos algo bueno a esa personas por más que haya sido el peor error de nuestras vidas o nos haya lastimado más que nadie, no somos vengativos ni rencorosos, preferimos pensar que las cosas pasaron por algo y como dice el gran Arjona “para bien o para mal ya se escribió”.

Y es que cuantas veces pasamos por desilusiones amorosas? Pero al final nos volvemos a ilusionar igual, encontramos a otra persona, creemos que esta si será la buena, intentamos no clavarnos, llevarnos las cosas tranquilas, que fácil se dice y qué difícil es cumplirlo. Cuando estamos enamorados o ilusionados con una persona es tan difícil pensar las cosas cuando las hacemos, todo es bonito, nos dejamos llevar por los detalles, estamos abobados. Siempre he pensado que la primera etapa de todo esto (que vendría siendo el “enamoramiento”) es lo mejor, es cuando empiezas a descubrir a esa persona y la vez desde otra perspectiva, encuentras las cosas en común, cada sonrisa, cada mirada te hace sentir especial. Todos queremos tener a alguien con quien podamos compartir nuestras cosas, que nos escuche y apoye cuando estemos mal, que nos presten sus brazos para llorar nuestras penas, o simplemente para sentirnos importantes para alguien más.

El amor es algo inevitable, no puedes decidir de quien te enamoras, y muchas veces la persona que “no es la correcta” es por quien más nos clavamos, aun habiendo la que “si es correcta” no nos llama la atención. Cuando el amor acaba se acaba el mundo, sientes que todo se te viene abajo, y es que nos preguntamos cómo vamos a seguir nuestras vidas sin esa persona? He experimentado eso solo dos veces en mi vida, y me sentí fatal. Lo he preguntado varias veces pero hasta ahora nadie me ha respondido que sí, pero cuando me paso sentí una presión muy fuerte en el pecho, literalmente como si me aplastaran el corazón contra mi espalda. Al final nada es para siempre y el dolor y el sufrimiento se van, pero los recuerdos y las memorias siempre van a existir, las letras de las canciones que llegan en el momento que mas las necesitas, el típico “esta es mi canción” porque habla exactamente de tu situación. Es un hecho que nadie puede vivir sin amor, hasta el más grinch se ha enamorado o se enamorara alguna vez y hará todas las locuras del mundo con tal de estar con esa persona, somos víctimas de este personaje que domina en el mundo y habita en todos nosotros. Qué bonito no?, ojala que no exista ni una sola persona en el mundo sin amar y ser amada, y es que no se trata de amar a alguien más para pasar el resto de tu vida, si no de amarte a ti principalmente, de amar a tu familia, a tu carrera, a tu trabajo, de amar tu vida, porque con todas esas cosas se puede ser feliz y si no te llego nadie por algo será.

El destino todo lo tiene a medida y bajo control, somos responsables de nuestros actos, pero hay cosas que no podemos controlar.

En mi opinión el amor son demasiadas cosas. El amor no significa boda, el amor significa felicidad, fidelidad, compromiso, entendimiento, entrega, motivación, perseverancia, el amor es lo que haces por qué quieres, es sacrificio, es libertad, el amor son sonrisas por ver las cosas que te gustan, es perfecto e imperfecto a la vez, el amor es ladrón del tiempo.

El amor tiene dos caras aunque a veces solo podamos ver una, habla por nosotros cuando no podemos decir eso que tanto sentimos, el amor es una verdad que duele, es inquilino de por vida en el corazón y vecino tormentoso de la mente y la razón. El amor te escoge, hace que te claves y cuando te gusta estas condenado de por vida. Cuando amas lo que haces vives enamorado 24/7. No tiene religión, no tiene nacionalidad, no tiene ciencia, el amor fluye por todos lados en todas partes. El amor se ve en la mirada y se corresponde igual, es invisible para aquellos ciegos que no quieren aceptarlo, en el amor se falla una y otra vez, enseña a vivir y de la manera más cruel, es bonito cuando se vive al máximo, es dolor cuando se tiene y cuando no también, no conoce reglas porque simplemente no las hay, es una cosa producto de muchas, es disfraz perfecto que no se guarda en el closet, se usa todos los días.

El amor es todo. El amor todo lo puede. El amor eres tú.


La vida no se equivoca así que dejémosla hacer de las suyas.

María Molina.
https://www.facebook.com/Lavidanoseequivoca
http://lavidanoseequivoca.wordpress.com/
@mariaa_mv

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario