martes, 15 de mayo de 2012

Poema a la alegría

No hay felicidad sin convicción
Ni reflexión sin cicatriz
Ni amanecer sin oportunidad
Ni futuro sin expectativas
La felicidad es una certeza
Un estado
Un hálito obligado a salir del vientre
Una alegría leal e intransigente


Yo no amanezco, me amanecen
No mi madre
Ni mi esposa
Ni un teléfono
Ni una mascota
Sino el llamado sagrado
Aquel que te hace soñar de pie
Aquel en que no decides
Aquel que es un viaje de ida


Si el sufrimiento inspira
La alegría te vuelve obra
Te hace bailar sin música
Y te enferma si no la contagias


Ya no hay dualidades
Ya no hay prejuicios
Sólo aceptas
Ni siquiera toleras
Sino que respetas sin más
Y te relacionas sin menos
Como ráfagas invisibles
Sientes sin especular
Y piensas sin deslucir
Vivir alegre
Feliz
Dichoso
De que todo es motivo de risa
Incluso la muerte
Que no es, sino, el cambio mismo
El escalón necesario
Para ser tú


Hoy
Caminar es otra cosa
Una desventura del viento
Un plagio al júbilo desmesurado
Casi una postura ideológica


Disfrutar y disfrutarse
Soñar para dormirse
Laburar al albur
Pensar casi nada
Para hacer casi todo
Escribir un poema cada mañana
Llegar al trabajo con la mirada angosta
Y la sonrisa ancha
Jugar con tu sobrino
Y desarrollarse en común con la mujer que amas


Crear es creer
Soy feliz a pesar de obras tristes
Celebrar el don
Matarse de la risa y resucitarse en un cuento
Inventar nuevas realidades
Y pasearse entre el sueño
La aflicción sin ficción es una destemplanza
Arte a la alborada
Por la tarde
Por la noche
8 días a la semana


El poeta no jubila
Vive jubiloso
La razón es un paragua
Si hay lluvia de ideas
¡No pienses, poeta!
No pierdas el tiempo
No pierdas la esperanza
Tú eres la aurora a medianoche
La manía
El vicio
¡No pienses, poeta!
Déjate venir
Expélate
Calmoso
Sin Lógicas
Ni estructuras
Derrámate
Hazte marea
Vívete
Humanízate
Desaparece
Y cuídate,
Que la felicidad es contagiosa.


René Valdés
@Renealonzo

Reacciones:

1 comentarios:

  1. Hermoso poema, me encanta que tu poema inspire alegría en cada verso y que al leerlo efectivamente den unas ganas increíbles de vivir,
    cada día como único y preciado!

    ResponderEliminar