martes, 15 de mayo de 2012

Nos faltó destino



Un mismo sentimiento en dos corazones latiendo,
ambas almas en vigilia siempre esperando...
Nos sobró espacio.
Nos faltó destino...

Un proyecto de vida,
dos almas soñando...
un tiempo de espera siempre bifurcando.
Nos tomó de juego,
nos mantuvo alejados.

Una sola vida de caminos separados,
almas por las noches como siempre buscando;
una pausa y silencio...
Muchas voces interpretando.

¿Coincidencias?¿Destino?
Siempre interpretando...
Demasiadas coincidencias,
ya era demasiado.
Dos mundo chocando,
como siempre de la mano...

Nuestros sueños dormidos,
pareciendo soñar permanecen callados.
No han muerto,
solo fingen que no son despertados.

El silencio recorre y nos invade el espacio,
son dos almas calladas con el corazón llorando.
No coinciden,
se tocan y solo rozan las manos.

Nuestro sueño dormido hoy se encuentra sollozando,
esperando los tiempos,
que serán adecuados.
Nos sigue sobrando espacio
pero aún queda destino
por nosotros esperando.

Silvia Carbonell L.

Pero aún queda destino, por nosotros esperando...

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario