martes, 24 de abril de 2012

Yo, pecador

A los 60 mil muertos por la guerra contra el narco en México.

Yo confieso ante Dios Todopoderoso,
que de todas maneras no necesita que confiese nada porque sabe todo,
y ante ustedes hermanos,
que son hermanos del mismo dolor,
que he pecado mucho:
porque he pensado que este país ya no tiene salvación,
porque he dicho que ya no tiene remedio,
porque he hecho poco por salvarlo,
porque he dejado de hacer lo necesario.
Por mi culpa, por mi culpa, por mi grande culpa.
Por eso ruego que intercedan por mí.
Y por ti.
Y por todos nosotros.
Que alguien le diga a Dios que ya sabemos
que desde el cielo nuestra pequeñez es tan grande.
Pero es nuestra.
Y desde aquí parece que nos ha abandonado.
Que alguien le diga a Dios que es culpa mía.
Y tuya.
Y de todos nosotros.
Que alguien le diga a Dios que ya sabemos
que vivimos con miedo y angustia
y es por causa de nosotros mismos.
Que alguien le diga a Dios que ya sabemos
que somos los únicos con poder de cambiarlo.
Aunque sólo podamos voltear hacia otro lado.
Ya sabemos, pero que alguien le diga que, aunque sea un ratito, pare.
Amén.




Reacciones:

3 comentarios: