martes, 8 de octubre de 2013

Filia



Fue entonces cuando desesperado buscaba a su nueva novia, excavando arduamente entre las cenizas de su esposa.

Fue entonces cuando ella cansada del amor, deseo aventurarse en el mundo líquido de las venas de sus padres.

Fue entonces cuando el bebé iracundo absorbió a ambos por cada uno de los pliegues de su palma derecha.

Los tres, uno por uno, se transformaron en espacio y osaron dormir sin los párpados que habían sido arrojados al agujero de gusano.


LUIS A. RAMIREZ CONTRERAS
@larcq

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario