martes, 20 de marzo de 2012

Historias descabelladas 1

Todas las noches una luz despertaba al pequeño de 5 años, él muy valiente la seguía sin lograr alcanzarla. Una vez casi entrada la madrugada la atrapó en su bolsa de cazar mariposas y le preguntó:

¿ Quién eres ?

La asustada claridad le respondió:

Mis compañeras se marcharon dejándome sola y temerorosa, éramos velas que sacrificamos nuestros cuerpos a cambio de luz para ustedes, cumplida esta misión terrenal nos marchamos al infinito para unirnos a las estrellas.

El niño asombrado le pregunta: ¿ Y por qué te quedaste?

- Porque una noche te vi asustado por el apagón y decidí acompañarte - Respondió la luz.

El niño conmovido la tomó entre sus manos abrió la ventana y le dijo:

Quiero que me concedas un deseo, pero hazlo desde allá arriba, ve y únete a tus compañeras.

A través del blanquecino infinito de la vía láctea el pequeño contemplaba a la luminosidad alejándose de él, pero acercándose a su destino.


Taber Segura
@Tuiterodactilo

Reacciones:

1 comentarios: